Consejos para entrevistas telefónicas

Deez much yikes bland that salamander cunningly some over abhorrent as house with between

jobline-blog (12)
0

La entrevista telefónica es un medio de selección actual del mundo laboral, que poco a poco ha tomado más espacio, desplazando en muchas ocasiones a la entrevista personal. En otros casos, las entrevistas telefónicas son sólo otra fase del proceso de selección de un trabajador, más no es la única, por lo que según el tipo de proceso de selección, la entrevista puede ser corta o larga, programada o inesperada, situaciones antes las cuales siempre debes estar preparado.

Por lo general, este tipo de entrevistas se efectúan con anticipación, facilitando esto el proceso, pues permite que el entrevistado se pueda preparar, siendo estas entrevistas más sencillas, en virtud que, se realizan bajo un ambiente controlado por el entrevistado, en un lugar cómodo, en donde será más fácil que el entrevistado sienta seguridad y no sienta tanto nerviosismo.

Pero, por remitirse solo a un intercambio telefónico, el entrevistado debe tomar en cuenta ciertas consideraciones como: el tono de voz, la seguridad en las respuestas, la calidad de respuestas, entre otros factores, distintos a una entrevista personal, en donde valoran la puntualidad, la presentación física y el lenguaje corporal.

Así que para que logres sobrevivir con éxito una entrevista telefónica, es mejor que sigas los siguientes consejos:

Prepárate para la entrevista telefónica

Si bien, la entrevista puede ser programada o sorpresa, debes estar siempre preparado. Es importante que mantengas un registro de los lugares donde has enviado tu currículum, de esta forma, solo cuando te mencionen el lugar de donde te están llamando, podrás conocer de qué empresa se trata y cuál era el perfil o puesto para el cual te estabas postulando.

Lo anterior, te ayudará a mostrar seguridad en la entrevista, además, no olvides hacer una investigación previa de la empresa, esto te ayudará a demostrar interés por el lugar en donde optas a trabajar. Al mismo tiempo, es importante tener a la mano el currículum, un papel y bolígrafo, así podrás tomar nota de los asuntos relevantes de la entrevista que pueden ser muy útiles para el siguiente paso del proceso de selección.

Realiza un cuestionario de posibles preguntas y respuestas

De forma de adelantarte un poco a lo que te puede preguntar el entrevistador y tomar ventaja en la entrevista telefónica, puedes elaborar una especie de cuestionario con posibles preguntas y las respuestas para cada una de ellas, la idea no es que las leas, pero si te pueden servir de apoyo en caso que en plena entrevista te quedes en blanco.

Prepara el lugar de la entrevista

La gran ventaja de la entrevista telefónica es que eres tú quien escoge el lugar en donde se efectuará la entrevista de trabajo, esto en el caso de la entrevista planificada. Por ello, aprovecha la oportunidad para escoger un lugar tranquilo donde no tengas interrupción alguna, debe ser un espacio sin ruido, sin radio o televisores encendidos, sin ruidos de niños cerca, procura que no sea en la calle, sino en un lugar cerrado donde puedas ponerte cómodo.

Si la entrevista telefónica no es planificada, sino es sorpresa y te toma en un lugar poco adecuado, puedes pedir que te devuelvan la llamada en unos 5 minutos, para que puedas buscar un lugar más tranquilo donde no haya interrupciones. Lo peligroso de esta petición, es que corres el riesgo que no te devuelvan la llamada.

Prepara un mensaje para venderte de forma adecuada

Al igual que en una entrevista presencial, debes preparar un buen mensaje de presentación, que resuma brevemente tu perfil profesional, expectativas profesionales y situación actual, debe ser un mensaje diferente para cada empresa y debes expresarlo con un tono de voz adecuado y pausado.

En una entrevista telefónica la forma en cómo hablas lo dirá todo sobre ti, por ello, procura hablar con un tono de voz moderado, de forma elegante, haciendo pausas, no interrumpas al entrevistador mientras te habla y de igual manera, escucha muy bien lo que te pregunta, esto ayudará a que las respuestas sean concretas y claras.

Al momento de responder las preguntas realizadas, asocia cada respuesta con el perfil solicitado, así harás ver al entrevistador, que tu perfil encaja perfectamente con lo que ellos están buscando.

En plena entrevista evita comer, mascar chicle, ingerir bebidas o fumar, pues cualquier ruido extraño no sonará muy bien, además, el entrevistador se dará cuenta que estás haciendo otra cosa, con lo que mostrarás desinterés a tu participación en la entrevista.

Muestra la mejor disposición y motivación

Con el tono de voz puedes demostrar entusiasmo, si bien no podrás mostrar el lenguaje corporal, deberás sustituirlo por palabras entusiastas. El entusiasmo lo puedes demostrar con un saludo cordial, con una expresión de alegría y satisfacción por la llamada recibida, con una expresión de amabilidad, ten en cuenta que, el tono amable y simpático es esencial en una entrevista telefónica.

Recuerda siempre mantener una actitud positiva, si bien el entrevistador no te puede ver, si puede percatarse mediante el tono de voz sobre tu estado de ánimo, así que procura que en cada llamada que recibas referente a una oferta de trabajo, puedas demostrar una actitud positiva.

Además, esta actitud será fundamental para que puedas responder con mayor seguridad y confianza, por otra parte, la simpatía te permitirá establecer un diálogo con el entrevistador, logrando con ello, obtener información relevante del puesto de trabajo e incluso te permitirá ganar la confianza para preguntar sobre los siguientes pasos del proceso de selección.

No respondas de forma cerrada a las propuestas planteadas

Esta entrevista, como medio para filtrar a los postulantes de una vacante laboral, suele tener preguntas muy tajantes sobre aspectos como la disponibilidad de horario y el sueldo percibido, pues quien entrevista quiere saber con franqueza la disposición del trabajador frente al tiempo de trabajo y a la remuneración ofertada.

Ante lo anterior, procurar no ser extremadamente rígido o contundente, pues puedes incluso tomarte tu tiempo para pensar sobre el horario y el sueldo. No contestes tan rápido ese tipo de preguntas, puedes responderlas con una posibilidad abierta de establecer consideraciones sobre las mismas.

Si te presionan a dar una respuesta de forma inmediata, pues siempre considera antes de la entrevista establecer tus prioridades de tiempo y aspiraciones de salario, así tendrás un cálculo de salario y tiempo promedio, que te facilitarán responder ese tipo de preguntas.

Cierre de la entrevista

Al finalizar la entrevista, el entrevistado te indicará que esto ha sido todo, por lo que aprovecha ese justo momento para dar las gracias por el tiempo dedicado en la entrevista, como también, concluye demostrando el sumo interés que tienes por el puesto de trabajo y no olvides preguntar cuáles son los próximos pasos del proceso de selección.

Sigue estos pasos en una entrevista telefónica y consigue con éxito el puesto de trabajo que tanto deseas.

Dejanos un comentario